Ha llegado la hora del examen

Queda un día para la PAEG. Crees que lo has olvidado todo. No estás seguro de poder superar las pruebas. Tranquilo, es una situación habitual, previa a un examen que consideras muy importante para tu futuro.

Si quieres llegar a ese momento con las mayores garantías de éxito, debes tener en cuenta una serie de pautas antes del examen:

1. Prepara adecuadamente las asignaturas mediante distintas técnicas de estudio. Cuando un tema queda bien aprendido, no se olvida fácilmente. Cuando se aproxima el examen, lo único que nos resta es repasar, para afianzar los conocimientos en la memoria. Cuando se ha trabajado convenientemente, se sabe, y el examen no debe producir ningún temor. En síntesis se trata de lo siguiente:

– Trabajar diariamente y planificar el estudio de una manera personal y realista.
– Estudiar cada tema utilizando las técnicas de estudio: lectura general, lectura detenida, subrayar, hacer esquemas, memorizar y repasar.

2. Si te sientes nervioso, practica alguna técnica de respiración abdominal, prestando especial atención a tu respiración.

3. Duerme suficientemente la noche antes del examen. Es aconsejable dormir con normalidad y dejar preparado todo lo necesario para el día siguiente antes de irse a la cama. No hagas un esfuerzo desmedido el día anterior al examen, menos aún la noche anterior a costa de horas de sueño.

4. No vayas al examen con el estómago vacío. Los expertos aconsejan tomar un pequeño aperitivo a base de fruta o vegetales, zumos, etc., y evitar los alimentos con un alto contenido en azúcar.

5. Intenta pensar en el examen como una recompensa al trabajo y una liberación del esfuerzo que has concluido.

Cuando un tema queda bien aprendido, no se olvida fácilmente. Cuando se aproxima el examen, lo único que nos resta es repasar, para afianzar los conocimientos en la memoria

Durante el examen, recuerda estos consejos para hacerlo lo mejor posible:

1. Piensa en cosas positivas que te ayuden a mantener la concentración, como “Esto es solo un examen”, “Estoy familiarizado con el material”.

2. Practica las técnicas de respiración. Tómate un par de minutos de descanso si lo estimas necesario.

3. Lee detenidamente cada pregunta del examen y ten claro lo que se te pide antes de responder.

4. Distribuye el tiempo del examen por pregunta.

5. Contesta primero aquellas preguntas que estés seguro que puedes hacer bien y decide el orden en que vas a contestarlas. Empieza con las preguntas más sencillas, lo que te reforzará y hará que afrontes con mayor seguridad las preguntas más difíciles. Puedes hacer un breve esquema con la información que quieres escribir.

6. Si tienes un lapsus o te quedas en blanco, pasa a otra pregunta. No te angusties y, si es necesario, práctica la respiración abdominal. Recuerda que esta situación dura unos minutos. Si consigues controlar la ansiedad, no tardarás en recuperarte.

7. Pregunta al profesor aquellas dudas que te surjan durante el examen.

8. Escribe rápido con buena letra, con orden y limpieza.

9. No te apresures si ves que tus compañeros acaban antes. Trabaja tranquilamente a tu ritmo.

10. Lee con atención el examen antes de entregarlo. Presta atención a la puntuación y a la ortografía.

11. Piensa en que tras el examen te podrás dar algún capricho.

 

Protagonistas de la UCLM

2016-11-08T14:11:58+00:00